Tecnología de seguridad: avances y nuevas dificultades para el sector

La mayoría de las empresas están inmersas en un proceso de digitalización; el 70% de las empresas aumentarán sus inversiones en tecnología en los próximos tres a cinco años.

Este escenario y sus retos necesitan de empresas que promuevan la transformación digital no como un cliché comercial sino como una plataforma de innovación, y que las soluciones tecnológicas faciliten que cualquier empresa, en cualquier industria, no solo reduzca costos sino que mejore sus operaciones de manera segura y sea más eficiente.


La evolución de las tecnologías de seguridad 

Con frecuencia oímos frases como "transformación digital" o "Internet de las cosas (IoT)", y esto ha impulsado el desarrollo y el uso de soluciones relacionadas con la seguridad que hacen de la operación un complemento ideal de los seres humanos y la tecnología.

El desarrollo de aplicaciones móviles, con diversas funcionalidades como la vigilancia en directo desde cualquier lugar de su casa o lugar de trabajo y la capacidad de reaccionar rápidamente ante sucesos sospechosos alertando a su proveedor de seguridad con un solo clic, es un ejemplo de los avances en tecnología de seguridad. También ofrecen funciones adicionales como el seguimiento de coches y el desbloqueo de puertas.

Los drones son otro ejemplo del avance de la tecnología. Aunque se utilizan con frecuencia en actividades como la grabación de acontecimientos deportivos, la extinción de incendios y la realización de operaciones de búsqueda y rescate de personas, su amplio campo de visión, rapidez y versatilidad les confieren un mayor potencial de uso en operaciones de seguridad y videovigilancia. 

En la actualidad, los drones con cámara se utilizan ampliamente para el control de fronteras, la vigilancia y protección de vastas regiones por parte de la policía y las fuerzas de seguridad, y sobre todo en el ámbito militar.

Los drones disponen de visión nocturna (cámaras de vigilancia por infrarrojos), GPS (para planificar sus vuelos), cámaras de vigilancia de alta resolución, e incluso los modelos más avanzados tienen capacidades de reconocimiento facial que les permiten reconocer a los usuarios y detectar intrusos y accesos ilícitos. 

Otro ejemplo es la biometría, fruto de los avances técnicos y de nuestros rasgos físicos. El uso de la voz, el reconocimiento facial, la lectura de huellas dactilares, entre otros, ha permitido que la seguridad avance constantemente.

Retos del sector 

Las dificultades a las que se enfrenta el sector de la seguridad aumentan a la luz de los avances tecnológicos. 

Los costos: Si se quiere disponer de soluciones de tecnología de punta que funcionen correctamente y se integren con el plan de seguridad humana de forma idónea, será necesario realizar una inversión. 

Innovación constante: Puede ser difícil mantenerse a la vanguardia y brindar a los clientes nuevas alternativas que los hagan sentir respaldados y protegidos por una empresa que se preocupa por utilizar tecnología de punta. 

Dado que cada cliente es una entidad única, adaptar programas informáticos o tecnología de punta a su infraestructura se considera una dificultad. La adopción y adaptación de la tecnología puede hacerse sin problemas con el objetivo último de mitigar los riesgos si se reconocen y estudian bien las exigencias del cliente.